Proveedores
La historia de L’Épicurien comienza en 1982 cuando Bernard le Gulvout revivió una delicatessen con la ambición de ser un “Artisan du goût” – un artesano del sabor – para sus clientes. “Artisan du goût” se refiere a la voluntad de encantar a la vista y al paladar, de asombrar, pero también el volver a visitar los recuerdos de un delicioso sabor. L’Épicurien se esfuerza por permitir a sus clientes redescubrir el sabor de las confituras caseras de antaño y también a experimentar nuevos sabores gourmet a través de nuevas combinaciones y texturas. L’Épicurien produce mermeladas y especialidades extra frutales en calderas abiertas con la fruta cuidadosamente seleccionada por su sabor, frescura y madurez. La fruta es endulzada – como en el pasado- con azúcar de caña y conserva la riqueza de color y sabor. Todas sus mermeladas contienen un alto porcentaje de fruta, entre 55 y 70% para asegurar una calidad excepcional. El objetivo es combinar el rigor en la selección de ingredientes, la tradición en la técnica de producción y la creatividad en el desarrollo de recetas, para el disfrute de los consumidores. Y por supuesto, la capacidad de crear las mejores combinaciones, desde las más clásicas hasta las más innovadoras. Para lograr esto, utiliza la mejor técnica artesanal hasta la fecha: el caldero abierto. Bien conocida por nuestras abuelas, es la única técnica capaz de sublimar la cocción a través de la evaporación del agua de los ingredientes. Por lo tanto, podemos centrarnos sólo en la alquimia de los sabores. Nuestro pequeño consejo: una cocción a vapor sin llama directa nos permite mantener el brillo de los colores.
¿Aún te pica la curiosidad? Visita su pagina web: www.epicurien.com
Algunos de sus productos:
Una mermelada con estilo
Proveedores
La historia de L’Épicurien comienza en 1982 cuando Bernard le Gulvout revivió una delicatessen con la ambición de ser un “Artisan du goût” – un artesano del sabor – para sus clientes. “Artisan du goût” se refiere a la voluntad de encantar a la vista y al paladar, de asombrar, pero también el volver a visitar los recuerdos de un delicioso sabor. L’Épicurien se esfuerza por permitir a sus clientes redescubrir el sabor de las confituras caseras de antaño y también a experimentar nuevos sabores gourmet a través de nuevas combinaciones y texturas. L’Épicurien produce mermeladas y especialidades extra frutales en calderas abiertas con la fruta cuidadosamente seleccionada por su sabor, frescura y madurez. La fruta es endulzada – como en el pasado- con azúcar de caña y conserva la riqueza de color y sabor. Todas sus mermeladas contienen un alto porcentaje de fruta, entre 55 y 70% para asegurar una calidad excepcional. El objetivo es combinar el rigor en la selección de ingredientes, la tradición en la técnica de producción y la creatividad en el desarrollo de recetas, para el disfrute de los consumidores. Y por supuesto, la capacidad de crear las mejores combinaciones, desde las más clásicas hasta las más innovadoras. Para lograr esto, utiliza la mejor técnica artesanal hasta la fecha: el caldero abierto. Bien conocida por nuestras abuelas, es la única técnica capaz de sublimar la cocción a través de la evaporación del agua de los ingredientes. Por lo tanto, podemos centrarnos sólo en la alquimia de los sabores. Nuestro pequeño consejo: una cocción a vapor sin llama directa nos permite mantener el brillo de los colores.
¿Aún te pica la curiosidad? Visita su pagina web: www.epicurien.com
Algunos de sus productos:
Una mermelada con estilo